04
May
08

Los contenidos audiovisuales en la cuarta pantalla (I)

La TM descubrió el potencial que tenía para insertarse en el ocio de los usuarios cuando los MP3 y MP4, tecnologías intermedias, destinadas a desaparecer tal como las conocemos hoy, mostraron que la movilidad tiene un valor transitivo que impacta en todas las actividades humanas. Hizo falta poca cosa para ampliar las capacidades de los dispositivos móviles para grabar voz, almacenar archivos de música y reproducir con calidad suficiente contenidos discográficos de los autores más populares. La música estaba en los genes de la TM. Los ringtones ya habían invadido la vida social. Pero con la llegada de las tecnologías MP3 al móvil, la TM demostró su capacidad de crecer de manera polivalente y que, gracias a la miniaturización, su expansión no tiene límites. Así fue que Nokia vino con música incorporada (“Nokia comes with Music“) y que la integración de las redes de Internet y de TM potenciaron a la exagerada circulación de música ilegal. Con la penetración de la TM, el peering aumenta la circulación de ese tipo de contenidos y la pandemia parece imparable.

La incorporación de Amazon en 2007 al mercado de la música on line y la entrada de Nokia con un proyecto de acceso a música on line para los compradores de sus móviles demuestra el potencial de las descargas de música sin restricciones de plataformas o canales de ventas. Amazon lo hizo asociada con algunos grandes nombres de la industria discográfica y algunos independientes y tiene como finalidad ofrecer descargas pagas de un amplio catálogo de canciones, mientras que “Comes With Music” de Nokia se sustenta en un modelo de suscripción en partnership con Universal Music. Los usuarios de ciertos modelos de Nokia acceden al catálogo del programa “Comes with Music” que no es otro que el amplio catálogo de la Universal, aunque el proyecto del fabricante incluye la incorporación de otros majors.

El mercado de objetos culturales se ha digitalizado tan rápidamente que ciertas industrias, inerciáticas como la discográfica, aun están en la búsqueda de nuevos modelos de negocios sustentables. “En 2006, Tower Records, la emblemática cadena de disquerías fundada en 1960 en los EE.UU., famosa mundialmente por ofrecer uno de los más amplios catálogos del mercado, no pudo evitar su cierre. La crisis del mercado discográfico constituye un fenómeno internacional del que Hispanoamérica no está exenta. La cadena Dromo también cerró sus puertas. Las razones de esa crisis son diversas, aunque no puede desconocerse el efecto del crecimiento de las ventas por Internet y de la piratería. Ambas causas son de naturaleza digital. Sin contenidos digitales, la crisis no tendría tanta profundidad o el fenómeno no tendría tal magnitud global. Ambas razones se combinan de manera diferente según los países. En EE.UU., Europa y Japón, la transformación del negocio está más estrechamente relacionada con los cambios en la cadena de comercialización, es decir con la incidencia del e-commerce* (ventas por Internet). Así lo demuestra el éxito de los sitios en Internet como iTunes®, con un fuerte crecimiento de la venta en línea de canciones.”[1] iTunes, líder del mercado on line, supera ampliamente en las ventas a Amazon y Target y es el tercer más importante minorista de música en EE.UU. Se multiplican los sitios donde los usuarios pueden obtener inmediatamente (en línea), de un amplio catálogo, la selección de canciones que desean y pagarlas por unidad.” La descarga “a la carta” es el modelo de negocios que predomina por el momento.

Al mismo tiempo, la distribución de contenidos ilegales no deja de crecer. Decenas de miles de millones de archivos ilegales circulan por las redes. Se estima que por cada track vendido, 20 son distribuidos ilegalmente. La piratería digital en América Latina se ha expandido muy rápidamente. En México, 2.600 millones de archivos ilegales son descargados anualmente y en Brasil un poco menos de 2.000 millones. En España, más de un tercio de los usuarios de Internet (35%) utilizan regularmente una plataforma peering para intercambiar archivos ilegalmente, un 13% de la población española dice haberlo practicado en el último año. En Holanda, el porcentaje de usuarios de Internet que dice hacerlo es ya casi del 30%.[2]

Desde 2006, la cantidad de descargas legales de canciones efectuadas en Internet se han multiplicado de forma que la cifra de 1000 millones de descargas efectuadas podría superar los 1000 millones en un megacatálogo disponible de millones de canciones, que no deja de crecer con el ingreso de nuevos jugadores, encentrados de la industria global, productores independientes y artistas aislados. El 15% del total del negocio discográfico proviene  de las ventas de copias digitales, lo que representa más 7 veces el porcentaje que éstas representaban sobre el total de los ingresos de la industria en 2004.[3]

Según Thomas Hesse, Presidente de la división Digital de SonyBMG Music Entertainment, el negocio de las discográficas se ha convertido en un verdadero negocio del entretenimiento. Ha dejado de ser un negocio soportado por un solo producto-formato para convertirse en un negocio de productos diferentes y complementarios, cuyo centro es la marca-artista.

Lo más lógico pero a la vez más sorprendente por la rapidez de su penetración en ese mercado, proviene de la TM. Para Bronfman, Chairman de la Warner Music Group, la plataforma móvil representa una enorme porción del futuro del negocio de la música. Bronfman cree también que la inversa es válida, es decir, que la música es crucial para el negocio de la TM. Muchos usuarios están interesados en nuevas formas de disfrutar la música y el móvil puede ganar mucho terreno. Ningún jugador en la cadena de valor de la TM piensa que puede seguir proveyendo el mismo tipo de experiencia que actualmente brinda al usuario móvil sin dejar de ser competitivo. La TM será, sobre todo, un soporte para acceder a contenidos de entretenimiento en todo lugar, todo el tiempo.

En EE.UU., al igual que en muchos otros países, los ingresos por descargas legales de música directamente en el móvil son aun la minoría. En EE.UU. se distribuyen 67% a través de sitios en Internet y 33% por descargas directas a los móviles. En Gran Bretaña las cifras son similares. En Corea del Sur, la distribución es de 63% (Internet) y 37% (móviles), en Alemania es de 69%-31%, en Canadá de 58%-42% y en Australia 59% 41%. En otros países europeos ya supera el 50% de los ingresos: Francia (39%-61%), Italia (44%-56%). Pero es en Asia dónde el fenómeno de l móvil tiene mayor impacto en los ingresos de la economía discográfica. En China, mientras el 27% de los ingresos son por descargas on line, el 73% proviene de descargas en el móvil. Japón es evidente el líder en muchos mercados y negocios vinculados con la TM. En ese país, el 90% de los ingresos proviene de descargas en el móvil. El total global de las ventas por descargas en el móvil ya ha prácticamente igualado el volumen de las ventas de las descargas on line en sitios de Internet. En términos más globales, las descargas de música en el móvil representan el 40% de todos los ingresos de la industria.[4]

La “music on the go” está transformando tanto los negocios de la industria de la música como los de la TM. Los dispositivos portátiles han revolucionado la forma en la que los consumidores escuchaban música. La música está cambiando la forma en la que los suscriptores de líneas móviles usan sus dispositivos de recepción. Nokia ya vende más del doble de unidades con capacidades de almacenar y reproducir música que las unidades de iPod vendidas por Apple. Esto atraerá más jugadores y se verán más intentos de integración en la cadena de valor, del mismo modo o de modo diferente del que emplea Nokia en sus estrategias.

En esta etapa de la era digital, las compañías de música se transforman en comercializadoras de licencias a través de múltiples plataformas, en diferentes formatos y asociados a decenas o centenas de partners. Sus ingresos provienen de nuevas formas de distribución y de empaquetar los contenidos, usando medios sociales, llegando directamente al consumidor y trabajando de manera más permeable a los brand partnerships.

En este contexto, la influencia de la TM es creciente. Por eso es que el mayor problema de crecimiento de las industrias de contenidos es la lenta penetración de la 3G, como lo fue la lenta penetración de una conectividad a Internet con un ancho suficiente para que los contenidos audiovisuales pudieran llegar a la tercera pantalla. De la rapidez y penetración con la que la 3G se universalizará dependerá la participación de la TM en los tiempos de ocio y de entretenimiento de los usuarios.


[1] Igarza, Roberto. Nuevos Medios. En Barcia, Pedro Luis et alt. No seamos Ingenuos. Santillana. Marzo de 2008.

[2] IFPI. Digital Music Report 2008. RevolutionInnovationResponsibility. Consultado en http://www.ifpi.org/content/library/DMR2008.pdf el 18 de febrero de 2008.

[3] Ibidem.

[4] Ibidem.


2 Responses to “Los contenidos audiovisuales en la cuarta pantalla (I)”


  1. 7 mayo, 2008 a las 2:18 am

    ¿Y las descargas a TM desde páginas webs que permiten intercambio de archivos (libros, música, video) también deben considerarse piratería? ¿Y si veo un concierto de los Stones en Youtube (desde mi móvil), también estaré consumiendo piratería?

    Si transcribo un párrafo de Borges y se lo envío: ¿Es piratería? ¿Y si fuesen dos párrafos? ¿Y si fuese un capítulo? ¿Y no son las canciones como capítulos de los discos?

    Yo, de artista, ¿Debo cobrarle a quien escucha mis canciones? ¿a ese fanático mío que llevará a sus amigos a mi concierto? ¿a éeeel?

    Creo que tiempo de repensar el negocio discográfico (y de bienes culturales) también tiene fecha de vencimiento en la 3G


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Biblioteca

Ver el perfil de Roberto Igarza en LinkedIn
mayo 2008
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Acceso rápido a los contenidos


A %d blogueros les gusta esto: