11
Jul
10

Las librerías lo pueden (casi)todo [I]

El caso B&N

Barnes & Noble ve un futuro promisorio en el e-commerce. Debe ser que su último año fiscal ha tenido resultados muy positivos.  Las ventas totales se incrementaron 13,5% camino a los U$ 6.000M, pero sin la componente e-commerce no habría habido nada para festejar. Las ventas digitales crecieron 24%, alcanzando un total de U$573M en los que no se discriminan los ingresos por venta de Nooks (ereaders), de libros impresos a través de BN.com y de ebooks, pero las ventas en locales cayeron 4,8%. En el último trimestre (febrero-abril 2010), las ventas de e-commerce crecieron 51% anual (U$141M) mientras que las ventas totales lo hicieron en casi 19% (U$1,32mM) y las ventas en locales disminuyeron un poco más de 3%.

El posicionamiento de B&N en el mercado también es muy alentador. La participación (share) en el mercado digital es mayor que su participación en el mercado de libros impresos. Según el ranking del Internet Retailer Top 500 Guide, B&N ya ocupa la posición 42. Señalemos al pasar que Amazon vende casi el 20% del total de las ventas de los 500 sitios de e-commerce mejor posicionados en ese ranking.

Según Leonard Riggio, chairman de B&N, entre los múltiples factores que colaboraron para este éxito provisional destaca uno: las personas que compran un ereader se transforman en los mejores clientes. Los compradores de Nooks, han comprado 17% más que antes, si se adicionan las compras que hacen de impresos y de ebooks.  Cabe además destacar que, como siempre, los principales agentes del cambio son las personas, quienes toman las buenas o las malas decisiones. Son los consumidores, que están o no están. Los contenidos, el producto y el servicio de valor agregado que lo acompaña. No la tecnología. En marzo, William Lynch, quien era el máximo responsable de su estrategia e-commerce, se transformó en el CEO de la compañía. Con él, asumió nuevas responsabilidades Patricia Arancibia, actual Gerente de Contenidos digitales, cuyo entusiasmo he podido constatar, y que seguramente está teniendo bastante que ver en este asunto.

Después de crecer fuerte durante el año fiscal que terminó el 1º de mayo, B&N pronostica un crecimiento del 75% de la cadena digital para el próximo año, lo que llevaría la facturación del negocio digital a aproximar los U$ 1.000M. Mientras que sus negocios en átomos no tendrán crecimiento o solo lo harán en porcentajes bajos (hasta 3%), las ventas totales se incrementarán de 20% a 25%. Las ventas del último vía e-commerce representaron 10,7% (141/1320) del total de la facturación, contra 9,9% (573/5.800) si se toma el año fiscal en su conjunto. Si las proyecciones se concretan, la facturación digital superaría el 15% de las ventas totales. Con un ritmo de crecimiento tan elevado y sostenido, la facturación digital podría alcanzar el tercio del total en los próximos años.



Biblioteca

Ver el perfil de Roberto Igarza en LinkedIn
julio 2010
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Acceso rápido a los contenidos


A %d blogueros les gusta esto: