Archivo para 21 febrero 2011

21
Feb
11

pantallas: síntomas de una creciente desmaterialización

La commoditización de las tecnologías siempre encuentra durante un tiempo un núcleo duro difícil de roer. Muchas veces se trata de un componente cuyas patentes no lo permiten. En otros casos, la resistencia proviene de una posición dominante en el mercado. Pero todo eso es temporario. Tarde o temprano el tapón salta y la commoditización sigue su ritmo. La demora, en el caso de los dispositivos móviles y más particularmente de las tabletas, podría provenir en el momento actual de los costos de la pantalla.

Es difícil saber cuándo y cómo se resolverán las barreras vinculadas con las tecnologías de la visualización. Sin embargo, hay hechos que dejan en evidencia movimientos de gran envergadura que podrían trastocar la cadena de valor estimulando mas integración y más consolidación entre sus principales componentes. Y eso tenderá a debilitar las barreras a la commoditización. Por ejemplo, E-ink, propietaria de la marca que identifica una de las tecnologías más usadas del mercado de los ereaders y proveedora de componentes para el Kindle y el SonyReader y para Plastic Logic, entre otros, fue adquirida en 215 millones dólares por Prime View International (PVI), una de las principales ensambladoras del mercado. En este caso, el factor de commoditización es el color. El mercado de las pantallas color ya no estará solo en manos de los proveedores de LCD. Es probable que veamos modificaciones importantes en los próximos meses respecto de la oferta de ereaders color. A su vez, obviamente, se producirá algún efecto de percolación con mejoras en los precios de las pantallas grises.

Por otra parte, nuevas tecnologías que amenazan desde hace tiempo con introducir un verdadero cambio de paradigma están llegando al mercado. Las pantallas Organic Light-Emitting Diodes (OLED) [Diodos orgánicos de emisión de luz] [1] y sus derivados, como las pantallas de Active Matrix Organic Light-Emitting Diodes (AMOLED), pertenecen verdaderamente a otro género. Prometen una visualización de mayor calidad a un costo menor que las pantallas LCD. Pueden ser categorizadas como “tecnologías verdes” porque sus derivados y residuos son menos contaminantes, ofrecen un ángulo de visión mucho más amplio, una mayor durabilidad, más eficiencia en el consumo de energía, un brillo mejorado y, todo eso a costo reducido.

Por sobre todas esas ventajas, la capacidad para desplegarse sobre soportes flexibles podría resultar el factor desequilibrante para el mercado si logra demostrar la eficiencia en integrarse en modelos industrializables a gran escala.

La ya vieja promesa de leer en pantallas flexibles que se pliegan o se guardan en muy reducidos espacios podría estar más cerca de cumplirse. Pero no es la tecnología la que determinará cuándo. Serán las capacidades de manipulación de la tecnología por parte de los usuarios y los servicios y las aplicaciones desarrolladas para y soportadas por esas  tecnologías la que lo indicará. Serán esos elementos los que, influyéndose sinérgicamente, determinarán el momento del cambio.  

Es probable, no solo posible, que las próximas generaciones de tabletas de tamaño más reducido, utilicen algún tipo de tecnología OLED. Pero si lo hacen, comenzarán haciéndolo masivamente en soporte duro similar al actual. Cuando se observan los cambios que ya se están produciendo en el terreno de los móviles, la combinación de OLED y 3D alumbrará productos que asombrarán a más de uno en el corto plazo.

Tal vez, algunas de las competidoras de Apple introduzcan más rápidamente de lo pensado esta tecnología en el mundo de las tabletas. Para confiar en que habrá nuevos desarrollos en esta y otras materias susceptibles de commoditización, entre otros motivos, destaca la visión financiera del negocio. Es interesante para ello mirar los resultados publicados por las propias empresas y los análisis de los fondos de inversión y de los bancos. Por ejemplo, Apple tiene acumulados miles de millones listos para invertir en la cocreación de nuevos productos. Invirtió recientemente 500 millones en acuerdos de largo plazo con LG para las pantallas LCD y con Toshiba para las memorias flash. Amazon, por su parte, acumula grandiosos beneficios (35% de crecimiento anual) que podrían servirle para desplegar rápidamente una estrategia color.

Beneficios y cash, nuevas tecnologías y fuerte crecimiento de la demanda,  solo pueden conducir en el corto plazo a una mayor commoditización de las tecnologías de visualización que conocemos actualmente, y a la aplicación de tecnologías que sintomatizan la creciente desmaterialización del soporte.


[1] Puede consultarse también http://www.oled-display.net/.

18
Feb
11

¿Cuánto cuesta realmente fabricar una tableta?

Apple es ante todo una formadora de opinión. Una gran factoría de conceptos.

Nadie como Apple es capaz de instalar en el imaginario colectivo un “concepto” verdaderamente novedoso en tan poco tiempo.

Cuando un grupo de sus mejores diseñadores abandonaron la compañía para crear OQO[1], algunos pensaron que Jobs había cometido un grave error en dejarlos ir. Ellos le plantearon que había que acelerar un nuevo concepto desarrollado sobre la idea de una tableta superliviana conectada a la red 3G de telefonía móvil con una pantalla de 5” y un teclado físico accesible por corredera. Era una idea revolucionaria hace apenas tres años. Pero OQO nunca despegó y sus crisis incesantes la han desplazado poco a poco a la marginalidad. ¿Por qué una idea “genial” como OQO no pudo instalarse fuera del dominio de Jobs? ¿Qué rara combinación de inteligencias múltiples posee Jobs? Cómo su marca de elite pudo acumular tanto capital social y cautivar de la forma en que lo hace?

Apple desarrolla productos caros, fuera del alcance de las mayorías, lejos de las masas. No están pensados para muchos, ni siquiera para pocos. Entre 2.000 millones de internautas y más de 4.500 millones de teléfonos móviles en funcionamiento, Apple es una marca extremadamente “notable” cuyos lanzamientos son siempre noticiables aunque sus productos tengan una ínfima penetración. Ningún producto de “nicho” o “lujo” en otras industrias tiene la capacidad de instalarse como los productos de Apple. Jobs incomoda. Apple estimula la industria mejor que cualquier otro. La industria salta cada vez que Jobs habla.

Los precios de los productos de la manzanita están ajustados a su target, a mitad de camino entre lo sofisticado y lo excéntrico, lo complejo y lo alternativo. Usuarios más jóvenes, con mejores ingresos, más cuidadosos con la estética. Un target de nicho al que los precios de Apple le van como anillo al dedo.[2]

Nadie hace mejor pricing que Apple. Nadie gestiona mejor el timing que Apple. Y si no pregúntele a Bill Gates lo que cuesta instalar un nuevo concepto.[3] Sus productos son esperados con fervor por sus adherentes que hacen largas colas de día y noche para estar entre los primeros en degustar el nuevo plato. Apple propone nouvelle cuisine. Lo extraño es que se trata de productos para pocos, productos aspiracionales. Más aun, una nouvelle cuisine de la que casi nadie queda insatisfecho. Son productos que logran un alto nivel de fidelización. Sin embargo, los precios del néctar son muy elevados respecto de todo aquello que puede parecerse. Sus productos pueden imitarse hasta confundirse, pero la experiencia será diferente de cualquier otra propuesta.

Lo que acabo de afirmar es en parte un elogio –por qué no?- y, en parte, una demostración de interés especial por los misterios con que Jobs suele rodear sus productos, el misterio de cómo hacer invisible sus proveedores y de cómo fijar precios de modo que, aun siendo para tan pocos, resulten productos altamente rentables. Lo que importa es cómo Apple tiene la facilidad para instalar un nuevo concepto, algo que luego, con el tiempo y gracias a un entramado de complicidades técnicas y juicios multimillonarios[4], acaba por demarrarse transformando el mercado de las tecnologías más populares. Lo hizo con el concepto de una interfaz multiwindows, con su teléfono de 3,7” de pantalla (iPhone) y ahora con la iPad.[5]

Según iSuppli, una compañía que analiza los costos de producción y distribución de diversos productos y servicios, los costos del iPhone no han variado demasiado desde su lanzamiento en 2007, compensando el costo de las mejoras introducidas con la escala de producción alcanzada. Los costos del 3GS en 2009 eran de 170,80 dólares[6], en 2008 de 166,10 dólares y en 2007 de 217,73. La versión actual del iPhone 4 de 16 Gbytes podría tener un costo de 188 dólares detallado de la siguiente manera:

  • El monitor LCD de 3,5”, que utiliza tecnología de bajísima temperatura (Low-Temperature Polysilicon LTPS) con una resolución de 960×630 (cuatro veces la del iPhone 3GS), representa el componente individual más costoso, 28,50 dólares lo que equivale a 15,2% del total. Dotar de capacidad táctil a la pantalla implica agregar cerca de 10 dólares al costo, un 5,3% adicional. La interfaz vidriada cuesta 20,5% del total del costo.
  • La memoria flash es el segundo componente más costoso que, en la versión de 16Gbytes cuesta 27 dólares, es decir, 14,4% del total, seguido de la memoria SDRAM cuyo costo es de 13,80, equivalente al 7,4%. En memorias, la inversión alcanza 21,8% del total.
  • El costo del procesador A4 fabricado por Samsung bajo licencia de Apple cuesta 10,75 dólares, menos del 6% del costo total.
  • Incorporar una cámara autofocus de 5 megapixeles cuesta 9,75 dólares (5,2%).
  • La conectividad Wi-Fi-Bluetooth cuesta 7,80 dólares (4,2%).
  • Además, el costo de la batería (5,80 dólares), del procesador de comunicación telefónica GSM (2,33 dólares) y del GPS Global Positioning System (1,75 dólares).

Muchos comentarios cabrían después de ver esta estructura de costos. Uno de ellos no puede evitarse. El procesador representa sólo 6% del total, mientras que la pantalla algo más de 20% si se adiciona la capacidad táctil. En definitiva, la interfaz cuesta 1 de cada 5 dólares invertidos, mientras que la capacidad de procesar (el cerebro!?) sólo 1 de cada 16 dólares. Un síntoma de que el producto reconoce en la experiencia de usuario el mayor valor agregado o el rasgo que lo distingue.

Observando estos costos, el misterio de la rentabilidad de Apple mantiene toda su vigencia. ¿Cuál le resulta más rentable, el iPhone de un costo de 188 dólares o la iPad a un costo que podría no superar los 260 dólares vendida a un precio mínimo de alrededor de 500 dólares?


[4] P.e., los recientes juicios de Nokia a Apple por infringir supuestamente patentes de su propiedad en la fabricación del iPhone, la iPad y el iPod Touch, muchas de ellas vinculadas con la experiencia de usuario, el funcionamiento de sus pantallas táctiles y la integración de tecnología blanda para el desarrollo de una tienda en línea. Ver nota de prensa en http://www.nokia.com/press/press-releases/showpressrelease?newsid=1473280.

06
Feb
11

Nuevos contenidos en Interactive Digital Media

La Biblioteca digital del blog

Dos meses llevó actualizar la Biblioteca del blog. ¡Ya están accesibles los 140 nuevos documentos! Todas las carpetas incorporaron novedades. Tres años después de haberse iniciado, la biblioteca representa hoy una selección de más de 1200 documentos.

Se han incorporado, además, nuevas carpetas para facilitar las búsquedas. “Cultura tecnológica” incluye varios documentos sobre Jacques Ellul. “Contenidos digitales” contiene diversos apartados que ponen en perspectiva la producción, distribución y consumo de ebooks, y una mirada particular sobre la relación de los contenidos digitales y las bibliotecas. Y “Urbanidad” comprende  artículos e informes muy actualizados desde la perspectiva social, económica y cultural.  

El blogroll también ha sido actualizado, comenzando por la lista de algunos de los colegas, investigadores y referentes sociales que sigo y consulto en la web. Ahora está estructurado en 47 apartados. He fusionado algunos y he incorporado nuevos, como:

Biblioteca de “previsualización” en Google Books

Google Books permite construir una biblioteca personal de referencias bibliográficas y contenidos de previsualización a partir de millones de libros escaneados. En el caso de numerosos libros incluidos en mi “biblioteca”, solo puede accederse a una vista previa o a fragmentos. Son escasos los que están disponibles con acceso libre a todo el contenido.

Sin embargo, “la biblioteca” de GoogleBooks cumple la función de lista bibliográfica sobre la cual comenzar a trabajar de manera remota, hurgar u hojear como en la biblioteca antes de retirar el ejemplar disponible. Puede no reemplazar la visita a la biblioteca, pero ayuda a optimizar el tiempo. Sobre esa mirada introductoria, puede elaborarse un plan de lectura comenzando por un texto más amplio, liviano, introductorio o directamente elegir la ruta de la profundización, ir a lo más especializado, al autor, al texto o fuente primaria.

Además, puede servir para descubrir una respuesta más compleja y transdisciplinaria a la pregunta, adoptar una estrategia más abierta abandonando una posición inicial prejuiciosa o sesgada por la lista corta de bibliografía que estableció la cátedra o seminario, o simplemente porque es difícil conseguir todos los títulos publicados de un autor o de un tema en una misma biblioteca o librería, por más amplia y diversa que ésta sea. Propongo aprovechar ese acceso remoto a la diversidad bibliográfica.

La “biblioteca de previsualización”, como me agrada llamarla, se compone de 512 referencias bibliográficas organizadas en 43 estanterías. A modo de ejemplo, también incluye tres ebooks.

Videoteca

En VodPod he coleccionado 238 videos organizados en 12 carpetas, a saber: Creatividad, Futuro próximo, Ultramóvil, Keynote Speakers, Tecnologías, Suecadas (swedded), Educación 2.0, Generaciones interactivas, Inalámbrico, Innovación en medios, Acerca de Youtube y Web 2.0.

Aquellos más interesados en Educación y Cultura, pueden visitar mi canal en Youtube. La colección de videos está organizada de modo que puede accederse a los videos por:

  • el nombre de la persona: Claude Levi-Strauss, Richard Florida, Ray Kurzweil, Tim Berners Lee, Kevin Kelly, Tim O’Reilly, Jerome Bruner, Edgar Morin, Pierre Bourdieu, Julián Marías, Jacques Ellul, Howard Gardner, James Gee, Henry Jenkins, Manuel Castells, Derrick de Kerchove;
  • el tema: Educación, Escuela 2.0, Próximas generaciones, El libro del futuro, Gestión de Contenidos, Bibliotecas del siglo XXI, Comunicación y Educación, Creatividad, Cultura participativa, Transmedia, Convergencia, El Futuro del trabajo, Liderazgo (valores y virtudes), Comunicación Corporativa, Hacia donde va el periodismo, Sociología de las tecnologías, Innovación, Ciudades creativas, Globalización, Movilidad, Conectividad de proximidad, Redes Sociales, Facebook, Wiki, YouTube, Google.

Reunidos en la biblioteca digital y el blogroll de InteractiveDigitalMedia, en la “biblioteca de previsualización” de GoogleBooks, en la videoteca de VodPod y en el canal de Youtube, todos los contenidos han sido seleccionados con la misma finalidad, ofrecer un camino, servir de orientación o puerta de entrada. Espero que encuentre el algo de su interés y disfrute de la lectura.




Biblioteca

Ver el perfil de Roberto Igarza en LinkedIn
febrero 2011
L M X J V S D
« Dic   Mar »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28  

Acceso rápido a los contenidos


A %d blogueros les gusta esto: